Blog - Aminúscula - Diseño de exposiciones e interiores
15397
page-template,page-template-blog-vertical-loop,page-template-blog-vertical-loop-php,page,page-id-15397,qode-quick-links-1.0,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,side_area_uncovered_from_content,columns-4,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

Y se hizo la luz


Monumento y Modernidad en el 150 aniversario de la Alhambra como bien cultural.

Exposición temporal

Os pongo en antecedentes y aprovecho para ir presentándome en esta nueva etapa del blog.

Recuerdo cuando recién llegada a la Escuela de Arquitectura, Miguel Giménez Yanguas que me daba clase de Instalaciones, hablaba de cosas que no llegaba a entender. Hacía dibujos extrañísimos en la pizarra a los que, seamos sinceros, no prestaba mucha atención.

Ha sido tiempo después, como me pasa siempre, cuando ha cautivado mi atención su historia y ha aumentado la admiración por su persona. Gran coleccionista de máquinas y artilugios antiguos, es comisario junto con Javier Piñar Samos, de esta curiosa exposición

Se conmemoran 150 años de la Alhambra como bien cultural y mucho ha llovido desde el 1868. Aunque no seré yo quien os cuente lo que ha pasado en 150 años, ni es ese el objetivo de estas crónicas.

Si que me gustaría contaros cuál fue mi experiencia al pasear por ella. Me gustaría aclarar que mi intención es más hacer un relato al estilo del tío Matt de los Fraggle Rock que una crónica seria de las exposiciones que visite, que para eso ya están los periodistas especializados. Eso sí, no puedo dejar de lado mi debilidad hacia la museografía, el diseño de dichas exposiciones. Trabajo al cual dedico mis jornadas laborales.

Lo primero que me sorprendió al entrar fueron unas grandes construcciones blancas: muros, torres, puertas, etc. Grandes piezas que se superponen sobre la maravillosa textura de piedra de la sala de La Capilla del Palacio de Carlos V. En otro tiempo me hubiera pasado toda la expo toqueteando todo lo que allí se encontraba pero será la edad o la gran cantidad de autoridades que había que me hicieron guardar la compostura y no lanzarme a manosearlo todo. En concreto, tuvieron que agarrarme al ver una maravillosa pieza de madera labrada que está colocada en la pared al inicio de la segunda sala.

Como no puede ser de otra forma, me dejé llevar por el mobiliario expositivo. Los volúmenes de los muros y vitrinas se dibujan como esculturas de formas puras y rectas sobre la piedra. Ufff, si no lo suelto, reviento. Puede ser la deformación profesional, pero de repente en mi mente desaparece todo el contenido para ver unas grandes piezas blancas de lego con las que se puede jugar en este maravilloso espacio. Bloques blancos, piezas escultóricas fenomenalmente escaladas. Me gustaría destacar en concreto, las puertas de paso entre una sala y otra. Están diseñadas con mucha delicadeza.

Comenzamos con una entrada en recodo, muy apropiado para nuestra ubicación, seguida de una gran cronología y una vitrina a lo largo de toda la pared. Mención especial para la señalización de evacuación de incendios que siempre resulta complicada de colocar. ; )

Son maravillosas las formas que adquieren los muros al superponerse con la mampostería de las salas, como dibujando un skyline de una nueva ciudad más moderna que se superpone sobre una capa más anciana y más sabia. Adaptando su altura a cada una de las escalas de los espacios y plegándose en las puertas, como acariciando el muro. Realmente me parecen gestos muy sutiles y cuidadosos con el lugar en el que se encuentran. Os dejo algunas imágenes, no tienen calidad pero me sirven para explicaros visualmente las líneas que os he comentado. Aunque claro está, no tienen nada que ver con la sensación de visitar la sala y dejarse envolver por el espacio de la Capilla. También me llamó la atención el diseño de los soportes de las piezas, que aunque están hechos con materiales sencillos tienen ese toque delicado que se siente en el resto de elementos expositivos.


A continuación os dejo algunos datos técnicos que la mayoría de veces pasan desapercibidos y son parte fundamental de los montajes expositivos: el diseño expositivo ha sido realizado por Josefa López del Valle y Gonzalo Sánchez, la coordinación por parte de la empresa creARTE. Gestión y Cultura, el montaje y las construcción de todo el mobiliario expositivo por la empresa Museographia y el diseño gráfico y el catálogo por underbau.

Y para terminar de darle la vuelta a esta narración, terminamos por el principio con un detalle muy curioso del diseño. La chispa que toda exposición clásica necesita. La modernidad y las nuevas tecnologías, que se materializan en el recinto de la Alhambra en forma de luz e instalaciones de todo tipo simbolizadas aquí en una farola que aportó la luz necesaria para comenzar a cuidar esa maravilla que es nuestra Alhambra, la de todos.